Criterios de protección Covid-19 en los tratamientos de reproducción asistida

Dra. Yanet Huerta ReyeroGinecóloga Unidad de Reproduccion Ciudad de Mexico.

Conscientes ante el estado actual de la pandemia generada por una nueva cepa de coronavirus causante de la enfermedad COVID-19. Los pacientes que buscan un embarazo a través de técnicas de reproducción asistida, adquieren una situación de incertidumbre que supone un mayor grado de estrés, sobre todo para aquellas parejas en edad reproductiva avanzada, en el que el tiempo es una variable crucial en el proceso de la búsqueda de un embarazo. Por lo cual la Unidad de Reproducción Ciudad de México, se ha dado a la tarea de revisar las evidencias científicas de las diferentes organizaciones de salud en medicina de la reproducción tanto internacionales como nacionales. (ESRH, ASRM, SEF, AMMR, RED LARA,) Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESRHE) Sociedad América de Medicina de la reproducción (ASMR) Asociación Mexica de medicina de la reproducción (AMMR) y la RED LARA. Para en estos momentos de incertidumbre aclarar tus dudas y emitir recomendaciones de protección en los tratamientos de reproducción asistida ante la pandemia COVID-19.

Los coronavirus han existido desde hace más de 60 años. Son una amplia familia de virus que pueden causar diversas enfermedades, desde un resfriado común hasta una neumonía y problemas gastrointinales. En diciembre del 2019 en Wuhan china se detectaron varios casos de neumonía causada por un nuevo coronavirus que se denominó SARS COV -2 (COVID-19). Este virus se extendió rápidamente en otros países del mundo por lo cual la organización mundial de la salud (0MS).  El 11de marzo del 2020 La declaro como una pandemia.

Pandemia Mundial Coronavirus – Covid-19

En México el primer caso confirmado de COVID-19 se detectó en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias el 28 de febrero del 2020.

Se sabe que los coronavirus infectan a los humanos, así como a una variedad de animales donde sobresalen los mamíferos.

Las enfermedades por coronavirus raramente tienen una alta tasa de letalidad a excepción de los MERS COV y SARS COV. La vía más frecuente de transmisión es de persona a persona, a través de gotitas expulsadas al toser, estornudar, tocar, estrechar la mano de una persona infectada o tocar un objeto o superficie infectada por el virus. En la actualidad no se existen riesgos en la realización de técnicas de reproducción asistida ni para usarías ni para embriones durante la pandemia de COVID-19, ya que hasta la fecha no se ha encontrado el virus SARS-COV-2 ni en semen, liquido folicular, secciones vaginales ni secreciones intrauterinas. Si bien hay pocas evidencias científicas se está trabajando en la investigación.

En el terreno clínico para mantener la seguridad de los embarazos ante la presencia de la enfermedad por COVID-19. La falta de documentación en el curso de reproducción y embarazo NO ha demostrado que las mujeres embarazadas tengan un mayor riesgo. Sin embrago se hace indispensable hacer una valoración del balance Riesgo-beneficio teniendo en cuenta los escases de datos sobre el efecto del COVID-19, en la mujer embarazada. Tomando como referencia al documento técnico de la mujer embarazada y el recién nacido con COVID-19, emitido el 17 de marzo del 2020 en donde se hace constar que ante los pocos datos de SARS-COV-2 y embarazo la infección por COVID-19 no ha demostrado una trasmisión intrauterina en mujeres que adquieren la infección estando embarazadas, pero se deben tener medidas preventivas ya que existe una infección perinatal y puede tener efectos adversos sobre el recién nacido por lo cual se incluye a las embarazadas en grupos de alto riesgo.

Sin embargo, No se descarta que esta información cambie, pero hasta la fecha la OMS no se ha pronunciado respecto a la concepción natural.

Por último, tomando en cuenta estas consideraciones en relación a la preservación de la fertilidad tanto en hombres como en mujeres que van a someterse a tratamientos gonadotrópicos; estas se deben llevar a cabo aun dada las circunstancias actuales, manteniendo en todo momento las medidas de seguridad establecidas por las autoridades de salud.

Hasta el día de hoy no existe tratamiento específico para el virus por lo que se han implementado medidas preventivas tanto para las pacientes como para el personal médico para evitar la propagación del COVID19.

Para pacientes o público en general

  • Lavado de manos correcto con agua y con jabón y en su debido caso con gel antibacterial, especialmente después de haber estado en lugares públicos haber tocado ojos nariz o boca o estornudar.
  • Al estornudar cubrirse con la parte interna de codo.
  • Se recomienda a toda persona que entra a una institución de salud el uso de cubrebocas al igual que el gel antibacterial.
  • Si presentan sintomatología de resfriado deben quedarse en casa y por parte de la Unidad de Reproducción se fomenta la comunicación telefónica o digital con los profesionales de la salud para resolución de dudas o en su dado caso consulta.
  • Se ha establecido la sana distancia, (2 metros de distanciamiento) en las instalaciones para evitar aglomeraciones en las salas de espera por lo que se recomienda acudir con un solo acompañante.
  • Para las pacientes que buscan un embarazo a través de técnicas de reproducción asistida las recomendaciones generales de las diversas asociaciones de reproducción ( Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESRHE) Sociedad América de Medicina de la reproducción (ASMR) Asociación Mexica de medicina de la reproducción (AMMR) y la REDLARA) son hacer una valoración del balance Riesgo-beneficio y en caso necesario retrasar los tratamientos de Fecundación in Vitro–FIV-ICSI, e Inseminación y en casos necesarios, la congelación de embriones.

Para el personal de salud:

  • Se tiene un inventario de los equipos de protección personal con los que cuenta la unidad. Los cuales se suministra de forma óptima.
  • Lavado de manos a su ingreso de trabajo.
  • Utilizar el equipo necesario de seguridad (gorros cubrebocas Guantes y uso de gel antimaterial)
  • Dividir al equipo de trabajo para laborar días alternos
  • Favorecer la comunicación telefónica entre miembros del equipo médico y con los pacientes.
  • Evitar aglomeraciones en sala de espera
  • Minimizar el número de trabajados en las áreas.
  • Terminar los ciclos de FIV iniciados
  • Hacer una valoración del balance Riesgo-beneficio al iniciar un nuevo ciclo de FIV-ICSI
  • Realizar las transferencias embrionarias de forma diferida y hacer un balance Riesgo-beneficio ente las fases críticas de la pandemia de COVID-19
  • No realizar transferencias de embriones vitrificados ente la fase crítica de la pandemia de COVID-19
  • Valoración del balance Riesgo-beneficio en la actividad de programas de inseminación ente las fases críticas de la pandemia de COVID-19.

Por todo ello, ante esta pandemia del COVID-19, la Unidad de Reproducción Ciudad de México se encuentra a la vanguardia para brindar protección y seguridad de sus pacientes y del personal médico. 

Más información sobre su tratamiento y la situación actual, contacte con la Unidad

Puedes encontrarnos en:
UR Ciudad de México
Avda. Río Mixcoac, 274 - Planta Baja
Acacias, 03240
Ciudad de México, D.F