Los tratamientos oncológicos disminuyen la fertilidad y pueden provocan su pérdida irreversible

Los especialistas de la Unidad de Reproducción Ciudad de México consideran fundamental informar sobre las técnicas de crioconservación de gametos en pacientes fértiles para que puedan formar una familia una vez superada la enfermedad

Los tratamientos oncológicos disminuyen notablemente la fertilidad, incluso pueden provocar su pérdida irreversible. Los pacientes en edad fértil que han de someter a este tipo de terapias deben tener la información necesaria para poder optar a proteger sus gametos de los daños que causan la quimioterapia o radioterapia y mantener vivos la ilusión y el sueño de poder formar una familia en un futuro.

En la conmemoración del Día Mundial Contra el Cáncer, los especialistas de la Unidad de Reproducción Ciudad de México reclaman la necesidad de campañas de información dirigidas a los pacientes jóvenes que han de someterse a tratamientos oncológicos, sobre la amenaza que éstos suponen para su fertilidad; al tiempo que dar asesoramiento sobre las nuevas técnicas que la Medicina Reproductiva pone actualmente a su alcance para proteger su fertilidad y poder ser padres y formar una familia una vez superada la enfermedad.

Vitrificación y congelación de gametos

La vitrificación de los óvulos es el más avanzado método para la preservación de los óvulos. Esta técnica, que se conoce como criopreservación, consiste en la congelación ultrarrápida de los gametos con sustancias crioprotectoras y sumergidos en nitrógeno líquido a una temperatura de -196º. La principal ventaja de este proceso respecto a la congelación tradicional es que se evita la formación de cristales de hielo que pueden dañar el óvulo, obteniendo inmejorables resultados clínicos que rondan el 97%, similares a los ovocitos en fresco.

En el caso del semen se aplica una congelación tradicional, ya que ésta permite criopreservar los espermatozoides durante largos periodos de tiempo sin que pierdan su capacidad fecundante. La congelación se realiza con sustancias crioprotectoras para asegurar la supervivencia de los espermatozoides, y consiste en el descenso de la temperatura de forma gradual hasta llegar alcanzar la temperatura del nitrógeno líquido (-196ºC).

Los profesionales de la Unidad de Reproducción Ciudad de México te informan y asesoran sobre el tratamiento más adecuado para tu situación. Te ofrecemos atención personalizada con la máxima comodidad, tranquilidad y confianza.

Puedes encontrarnos en los teléfonos +52 5524 1319 y +52 5524 0956 o rellenando el formulario de contacto de nuestra web.

En la Unidad de Reproducción Ciudad de México fomentamos la vida.